Preguntas de la Biblia contestadas
 

¿Cuál es la forma bíblica de llevar a un niño a Cristo?



Pregunta: "¿Cuál es la forma bíblica de llevar a un niño a Cristo?"

Respuesta:
Hay tres elementos básicos involucrados en llevar un niño a una relación salvadora con Cristo: la oración, el ejemplo y la enseñanza apropiada para la edad. Llevamos a un niño a Cristo a través de la aplicación diligente de todos los tres elementos desde el tiempo antes de que nazca el niño.

No puede exagerarse la importancia de la oración en el proceso de evangelizar a los niños. Desde el momento de la concepción, los padres deberían buscar la sabiduría de Dios para ellos mismos y la gracia para su hijo por nacer. Dios ha prometido dar sabiduría liberalmente a todos aquellos que le piden (Santiago 1:5), y Su sabiduría en todos los aspectos de la crianza de niños es esencial, pero en nada es más importante que en asuntos espirituales. Efesios 2:8-9 nos dice que la salvación es por gracia por medio del don de la fe, entonces nuestras oraciones para la salvación de nuestros hijos deben estar centradas en la búsqueda de ese regalo de fe para ellos. Debemos orar que el Espíritu Santo traiga a nuestros hijos a Dios desde sus primeros días y los sostenga a través de una vida de fe y servicio a Dios hasta que estén seguros en el cielo por toda la eternidad (Efesios 1:13-14). Debemos orar que Dios nos acerque a Sí mismo y que Él llegue a ser una realidad en nuestras vidas para que podamos ser buenos modelos para nuestros hijos.

Nuestro ejemplo como hijos de Dios proporciona el mejor modelo visual de la relación con Cristo que deseamos para nuestros hijos. Cuando nuestros hijos nos ven diariamente sobre nuestras rodillas, perciben que la oración es una parte normal de la vida. Cuando nos ven continuamente en las Escrituras, estudiando, alimentándonos y meditando en la Palabra de Dios, comprenden la importancia de la Biblia sin tener que decir una palabra. Cuando perciben que no sólo conocemos la Palabra de Dios, pero nos esforzamos en vivirla en forma práctica cada día, llegan a comprender el poder de la Palabra en una vida vivida en su luz. Por el contrario, si un niño ve que papá o mamá vive el domingo de una manera que difiere considerablemente de la persona que ven todos los días, serán rápidos para detectar la hipocresía. Muchos niños han rechazado a la iglesia y Cristo por modelos hipócritas. Esto no es decir que Dios no puede sobrellevar el efecto de nuestras culpas y errores, pero debemos estar preparados para confesarlos a Dios, admitir nuestros fracasos a nuestros hijos y hacer todo lo posible para vivir lo que creemos.

Además, proporcionando instrucción apropiada para la edad en asuntos espirituales es crucial para llevar a un niño a Cristo. Hay miríadas de libros infantiles y recursos tales como Biblias para niños, libros de historias de la Biblia para niños y música para todos los niveles de edad para leer, cantar y memorizar. Relacionando cada aspecto de la vida de un niño a la verdad espiritual también es una parte importante de la formación espiritual. Cada vez que un niño ve una flor o una puesta de sol o un pájaro, hay amplias oportunidades para que los padres hagan referencia a la belleza y maravilla del poder creativo de Dios (Salmo 19:1-6). Cada vez que nuestros hijos sienten seguros en nuestro amor, tenemos la oportunidad de comunicarles cuánto más grande es el amor de su Padre Celestial. Cuando están heridos por los demás, podemos explicar la realidad del pecado y la única solución para él — el Señor Jesucristo y Su sacrificio en la Cruz por nosotros.

Finalmente, a veces una cantidad excesiva de importancia se coloca en hacer que un niño "repita la oración" o "pase adelante" como prueba de su decisión de confiar en Cristo como Salvador. Si bien estos momentos pueden ser muy valiosos para cimentar en la mente del niño cuándo y cómo él/ella vino a Cristo, la salvación es la obra del Espíritu en el corazón. Una verdadera salvación resulta en una vida de discipulado progresivo, y esto debe ser comunicado.


Retornar a la página inicial de Español

¿Cuál es la forma bíblica de llevar a un niño a Cristo?