¿Cuál es el tiempo de angustia para Jacob?



Pregunta: "¿Cuál es el tiempo de angustia para Jacob?"

Respuesta:
La frase “tiempo de angustia para Jacob” es una cita de Jeremías 30:7 la cual dice, “¡Ah, cuán grande es aquel día! Tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia para Jacob; pero de ella será librado.”

En los versos anteriores de Jeremías 30, encontramos que el Señor le está hablando al profeta Jeremías cerca de Judá e Israel (30:3-4). En el verso 3, el Señor promete que un día en el futuro, Él traerá tanto a Judá como a Israel de regreso a la tierra que Él prometió a sus padres. El verso 5 describe un tiempo de gran temblor y espanto. El verso 6 describe este tiempo de tal forma que lo ilustra como hombres sufriendo los dolores del parto, indicando nuevamente un tiempo de angustia. Pero hay esperanza para Judá e Israel, porque aunque este es llamado un “tiempo de angustia para Jacob” el Señor promete que Él salvará a Jacob (refiriéndose a Judá e Israel) de este tiempo de gran angustia (verso 7).

En Jeremías 30:10-11 el Señor dice, “Tú, pues, siervo mío Jacob, no temas, dice Jehová, ni te atemorices, Israel; porque he aquí que yo soy el que te salvo de lejos a ti y a tu descendencia de la tierra de cautividad; y Jacob volverá, descansará y vivirá tranquilo, y no habrá quien le espante. Porque yo estoy contigo para salvarte, dice Jehová….”

También el Señor dice que Él destruirá a las naciones que tuvieron a Judá e Israel en cautiverio, y que jamás permitirá que Jacob sea totalmente destruido. Sin embargo, debe notarse que el Señor describe esto como un tiempo de disciplina para Su pueblo. Él dice de Jacob, “… y destruiré a todas las naciones entre las cuales te esparcí; pero a ti no te destruiré, sino que te castigaré con justicia; de ninguna manera te dejaré sin castigo.”

Jeremías 30:7 dice, “¡Ah, cuán grande es aquel día! Tanto, que no hay otro semejante a él.” El único período de tiempo que se ajusta a esta descripción es el período de la Tribulación. Este tiempo es sin paralelo en la historia.

Jesús describe la Tribulación usando algunas de las mismas imágenes de Jeremías. En Mateo 24:6-8, Él declara que la aparición de falsos cristos, las guerras y rumores de guerras, hambrunas y terremotos son “el principio de los dolores de parto.”

Pablo también describe la Tribulación como dolores de parto. 1 Tesalonicenses 5:3 dice, “que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.” Este evento sigue al Arrebatamiento y al retiro de la Iglesia en 4:13-18. En 5:9, Pablo re-enfatiza la ausencia de la Iglesia en este período de tiempo diciendo: “Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.” La ira de la que se habla aquí es el juicio de Dios sobre el mundo incrédulo y Su disciplina de Israel durante la Tribulación

Estos “dolores de parto” son descritos en detalle en Apocalipsis, capítulos 6 a 12. Parte del propósito de la Tribulación, es traer a Israel de regreso al Señor.

Para aquellos que han recibido a Cristo como su Salvador del pecado, el tiempo de angustia para Jacob es algo por lo que debemos alabar al Señor, porque demuestra que Dios guarda Sus promesas. Él nos ha prometido vida eterna a través de Cristo nuestro Señor, y ha prometido tierra, semilla, y bendición para Abraham y sus descendientes físicos. Sin embargo, antes de cumplir esas promesas, Él disciplinará amorosa, pero firmemente a la nación de Israel, para que regrese a Él.


Retornar a la página inicial de Español

¿Cuál es el tiempo de angustia para Jacob?