www.GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Más gente irá al cielo o al infierno?"

Respuesta:
La cuestión de si hay más gente en el cielo o en el infierno es contestada por Jesús en un breve pasaje: "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan." (Mateo 7:13-14)

Sólo aquellos que reciben a Jesucristo y creen en Él reciben el derecho de ser hechos hijos de Dios (Juan 1:12). Como tal, el regalo de vida eterna viene solamente a través de Jesucristo a todos aquellos que creen. Él dijo, "Yo soy el camino, y a verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por Mí." (Juan 14:6) No es a través de Mahoma, Buda u otros dioses falsos de la creación del hombre. No es para aquellos que quieren una manera fácil de llegar al cielo mientras siguen viviendo vidas mundanas en la tierra. Jesús sólo salva a quienes confían plenamente en Él como Salvador (Hechos 4:12).

Entonces, ¿cuáles son estas dos puertas en Mateo 7:13-14? Son la entrada a dos diferentes "caminos". La puerta ancha conduce al camino espacioso. La puerta estrecha conduce al camino angosto. El camino angosto es el camino de los santos, y el camino espacioso es el camino de los impíos. El camino espacioso es el camino más fácil. Es atractivo y fomenta la auto-indulgencia. Es permisiva. Es la forma inclusiva del mundo, con pocas reglas, pocas restricciones y aun menos requisitos. En ese camino, se promueve la tolerancia del pecado, no se estudia la Palabra de Dios y los estándares de Dios no son seguidos. Este camino no requiere madurez espiritual, carácter moral, compromiso, ni sacrificio. Es el camino más fácil "siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia" (Efesios 2:2). Es ese camino espacioso que "al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte" (Proverbios 14:12).

Los que predican un evangelio de inclusión donde "todos los caminos conducen al cielo" predican un evangelio totalmente diferente que la que Jesús predicó. La puerta de egocentrismo, egoísmo y una mentalidad orgullosa que se cree más santo que los demás, es la puerta ancha del mundo que lleva al infierno, no la puerta angosta que conduce a la vida eterna. La mayoría de las personas pasa la vida siguiendo las masas que están en el camino espacioso, haciendo lo que todo el mundo hace y creyendo lo que todo el mundo cree.

El camino angosto es el camino difícil, el camino exigente. Es la manera de reconocer que no puedes salvarte a ti mismo y debes depender solo de Jesucristo para salvarte. Es el camino de la abnegación y la cruz. El hecho de que pocos encuentran el camino de Dios implica que es de buscarse diligentemente. "Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón" (Jeremías 29:13). El punto es que nadie “tropezará” en el Reino o “pasará por accidente” por la puerta angosta. Alguien le preguntó a Jesús, "Señor, ¿son pocos los que se salvan?" Él contestó, "Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán." (Lucas 13:23-24).

Muchos tratarán de entrar por esa puerta angosta, la puerta de la salvación, pero "no podrán." No están dispuestos a confiar solo en Jesús. No están dispuestos a pagar el precio. Cuesta demasiado dejar el mundo atrás. El camino de Cristo es el camino de la cruz, y el camino de la cruz es el camino de la abnegación. Jesús dijo: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará.” (Lucas 9:23-24).

Jesús sabe que muchos elegirán la puerta ancha y el camino espacioso que conduce a la destrucción y el infierno. En consecuencia, Él dijo que sólo unos pocos elegirán la puerta estrecha. Según Mateo 7:13-14, no hay ninguna duda de que más irán al infierno que al cielo. La pregunta es, entonces, ¿en cuál camino estás tú?

© Copyright 2002-2014 Got Questions Ministries.