www.GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Es posible saber cuándo regresará Jesucristo?"

Respuesta:
Mateo 24:36-44 (LBLA) declara, “Pero aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre… Por tanto, velad, porque no sabéis en qué día vuestro Señor viene… Por eso, también vosotros estad preparados, porque a la hora que no pensáis vendrá el Hijo del Hombre.” A primera vista, estos versos parecerían proporcionar una clara y explícita respuesta a la pregunta. No, nadie puede saber cuándo regresará Jesucristo. Sin embargo, esos versos no dicen que nadie jamás podrá saber cuándo regresará Jesús. La mayoría de los eruditos bíblicos dirían que Jesús, ahora glorificado en el cielo, sabe el tiempo de Su regreso, indicando que la frase “ni el Hijo,” no significa que Jesús jamás sepa cuándo regresará. De manera similar, es posible que, mientras que Mateo 24:36-44 indica que nadie de ese tiempo podría saber el día del regreso de Jesús, Dios podría revelar a alguien en el futuro, el tiempo del regreso de Jesús.

Además, está Hechos 1:7, que dice, “No os corresponde a vosotros saber los tiempos ni las épocas que el Padre ha fijado con su propia autoridad.” Esto fue dicho por Jesús, después que los discípulos le preguntaron si en ese tiempo, Él iba a restaurar el reino de Israel. Esto parecería confirmar el mensaje de Mateo 24. No nos toca a nosotros conocer el tiempo del regreso de Jesucristo. Pero surge también la pregunta de a qué regreso se están refiriendo estos pasajes. ¿Están hablando del Arrebatamiento, o de la Segunda Venida de Cristo? ¿Cuál regreso es desconocido – el Arrebatamiento, la Segunda Venida, o ambos? Mientras que el Arrebatamiento es presentado como algo inminente y misterioso, el tiempo de la Segunda Venida podría ser potencialmente conocido en base a la profecía del final de los tiempos.

Dicho esto, seamos totalmente claros: no creemos que Dios haya revelado a nadie cuándo regresará Jesucristo, y no vemos nada en la Escritura que indique que Dios alguna vez revelará a alguien cuándo regresará Jesús. Mientras que Mateo 24:36-44, habla directamente a la gente del tiempo de Jesús, también contiene un principio general. No está en nosotros conocer el momento del regreso de Jesucristo, ni el final de los tiempos. En ninguna parte de su contenido la Escritura nos anima a tratar de determinar la fecha. En vez de ello, “debemos mantenernos vigilantes, porque no sabemos en qué día vendrá nuestro Señor.” (v. 42). Debemos “estar preparados, porque a la hora que no pensamos vendrá el Hijo del Hombre.” (v. 44). La fuerza de las palabras de Jesús, minimizan el que en algún momento en el futuro, alguien sea capaz de determinar cuándo regresará Él. Si la fecha fuera descubierta, entonces ya no tendríamos porque “estar velando” o “estar preparados.” Así que, teniendo en mente el principio de Mateo 24:36-44, no, no es posible que alguien sepa la fecha del regreso de Jesucristo.

A pesar de este claro principio bíblico, ha habido muchos, a través de la historia cristiana, que han intentado profetizar la fecha del regreso de Jesucristo. Muchas de tales fechas han sido pospuestas, y todas ellas han estado equivocadas. Recientemente han habido dos fechas populares que han sido pospuestas: mayo 21, 2011, y diciembre 21 de 2012. La fecha del 21 de diciembre de 2012, se relacionaba con el calendario Maya, sin ningún dato bíblico usado como evidencia. El 21 de mayo de 2011, la fecha del “Día del Juicio,” fue pospuesta por Harold Camping de “Family Radio.” Es de notarse que Harold Camping anteriormente ya había predicho que Jesús regresaría en 1994. Obviamente, Camping estaba equivocado. Camping dijo tener evidencia de la Escritura, para la fecha del 21 de mayo de 2011. Usando una fecha especulativa para el Diluvio de 4990 años a.C., y después aplicando el “que para con el Señor un día es como mil años….” de 2 Pedro 3:8 a los siete días de Génesis 7:4, y luego contando los 7,000 años desde 4990, el resultado fue el año 2011. Entonces, basado en “el mes segundo, a los diecisiete días del mes…” de Génesis 7:11, y usando el calendario hebreo, la fecha fue determinada. Así que, ¿hubo alguna validez en la metodología de Camping?

Primero, Camping convenientemente ignoró la segunda mitad de 2 Pedro 3:8, “Y mil años como un día.” Además, 2 Pedro 3:8 no está proporcionando un método para fechar el fin de los tiempos. Más bien, 2 Pedro 3:8 está diciendo simplemente que Dios está por encima y más allá del tiempo. Dios no está sujeto al tiempo, Él es infinito, y eterno. Segundo, nada en el contexto de Génesis 7:4-11 indica que los “siete días” y los “diecisiete días del segundo mes” deban interpretarse como aplicables a otra cosa que no sea lo que Dios le está diciendo específicamente a Noé. Tercero, la fecha establecida como el 4990 a.C. para el Diluvio, en el mejor de los casos es especulativa, sin evidencia bíblica explícita. El cálculo de Camping del 21 de Mayo de 2011 fracasó, incluso bajo el escrutinio bíblico más básico. Ahora, ¿habría habido la posibilidad que Jesús viniera el 21 de mayo del 2011? Sí, pero igual de posible que Él regrese en cualquier otra fecha. ¿La particular metodología de Harold Camping, tuvo alguna validez bíblica? No, no la tuvo. Lamentablemente, Camping y otros más, seguramente calcularán nuevas fechas futuras y tratarán de explicar sus fallas como “errores en la fórmula” o algo por el estilo.

Los puntos clave son: (1) la Biblia en ninguna parte nos anima a intentar descubrir la hora del regreso de Jesucristo, y (2) la Biblia no proporciona datos específicos por los cuales pueda ser determinado el regreso de Jesucristo. En vez de desarrollar locos cálculos especulativos para determinar cuándo regresará Jesucristo, la Biblia nos anima a “velar” y “estar preparados” (Mateo 24:42-44). El hecho de que el día en que regrese Jesús sea desconocido, debería motivarnos para vivir cada día a la luz del inminente regreso de Jesucristo.

© Copyright 2002-2014 Got Questions Ministries.