www.GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Cómo puedo saber cuando Dios me dice que haga algo?"

Respuesta:
Ora, especialmente cuando no estás seguro de la voluntad de Dios para tu vida. “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” (Santiago 1:5). “Guarda silencio ante Jehová, y espera en él.” (Salmo 37:7). Si no sabes qué orar, siempre puedes personalizar y orar ciertos versos como, “Hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma.” (Salmo 143:8), “Encamíname en tu verdad, y enséñame.” (Salmo 25:5).

La forma principal de que Dios nos manda es a través de Su Palabra. "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia." (2 Timoteo 3:16). Si la Escritura manda algo de nosotros, no hay por qué esperar y preguntarnos si es realmente la voluntad de Dios para nosotros. Dios se preocupa tanto de nosotros que ya nos dio una guía simple y clara para la vida – la Biblia. "Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino." (Salmo 119:105). "La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo." (Salmo 19:7). “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.” (Salmo 119:9). Del mismo modo, Dios nunca se contradice, así que nunca te pedirá hacer algo contradictorio a la Escritura. Nunca te pedirá pecar. Nunca te pedirá hacer algo que Jesucristo nunca haría. Necesitamos sumergirnos en la Biblia, así sabremos la conducta que alcanza los estándares de Dios. “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito.” (Josué 1:8).

Los cristianos también tenemos al Espíritu Santo para discernir lo que es, o no, la voluntad de Dios para nuestras vidas. “El Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad.” (Juan 16:13). A veces el Espíritu Santo agitará nuestra conciencia si estamos tomando una decisión equivocada, o pacificará y nos alentará cuando nos estamos inclinando hacia la decisión correcta. Aunque Él no interviene de un modo tan evidente, podemos tener confianza de que Él siempre está al mando. A veces Dios alterará una situación sin nosotros ni siquiera dándonos cuenta que Él ha actuado. “Jehová te pastoreará siempre.”(Isaías 58:11).

Si Dios te está llamando a dar un salto de fe, anímate por Su presencia. “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” (Josué 1:9). Y recuerda, “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.” (1 Pedro 5:7). “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.” (Proverbios 3:5-6).

Lo que no hemos que hacer es esperar oír voces de Dios. Hay hoy una tendencia peligrosa donde las personas buscan escuchar una "palabra del Señor," ajena a lo que ya nos ha sido dada en la Biblia. "El Señor me dijo..." se ha convertido en el mantra del cristianismo impulsado por la experiencia. Desafortunadamente, lo que Él "dice" a una persona a menudo contradice lo que Él "dice" a otra, y estas revelaciones extra-bíblicas han demostrado ser muy divisivas, destrozando a iglesia tras iglesia cuando la experiencia de una persona intenta prevalecer sobre la experiencia de otra. Esto resulta en un caos, beneficiando a nadie excepto a Satanás, quien se deleite en sembrar la discordia entre los creyentes. Debemos hacer al apóstol Pedro nuestro ejemplo en estos asuntos. A pesar de la experiencia milagrosa en el Monte de la Transfiguración, donde vio al Cristo glorificado hablando con Moisés y Elías, Pedro se negó a contar con esa experiencia, declarando en su lugar que “tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro.” (2 Pedro 1:18-19).

© Copyright 2002-2014 Got Questions Ministries.