www.GotQuestions.org/Espanol




Pregunta: "El capítulo 1 de Génesis, ¿se refiere literalmente a días de 24 horas?"

Respuesta:
Un cuidadoso examen de la palabra hebrea para “día” y del contexto en el que aparece en Génesis, nos llevará a la conclusión de que “día” significa literalmente un período de tiempo de 24 horas. La palabra hebrea yom traducida al español como “día” puede significar más de una cosa. Puede referirse al período de tiempo de 24 horas, en que la tierra gira sobre su eje (p.ej. “hay 24 horas en un día”). Puede referirse a un período de la luz del día entre el amanecer y el crepúsculo (p.ej. “hace mucho calor durante el día, pero refresca un poco al anochecer”). También puede referirse a un inespecífico período de tiempo (p.ej. “allá en los días de mi abuelo…”). Del mismo modo, la palabra hebrea “yom” (que se traduce al español como “día”) puede significar más de una cosa. Es usada para referirse a un período de 24 horas en Génesis 1:16. Y es usada para referirse a un período inespecífico de tiempo en Génesis 2:4. Así que ¿qué significa en Génesis 1:5–2:2 cuando es usada conjuntamente con números ordinales (p.ej. el “primer día,” el “segundo día,” el “tercer día,” el “cuarto día,” el “quinto día,” el “sexto día,” y el “séptimo día”)? ¿Son éstos períodos de 24 horas, o algo más? ¿Podría ser que el modo en que se utiliza aquí “yom” significara un período inespecífico de tiempo? ¿Cómo podemos decirlo?

Podemos determinar cómo debe interpretarse “yom” en Génesis 1:5–2:2, simplemente examinando el contexto en el que encontramos la palabra y entonces comparar su contexto con la manera en que vemos su uso en otras partes de la Escritura. Al hacer esto, permitimos que la Escritura se interprete a sí misma. Ken Ham en “Answers in Genesis” (Preguntas en Génesis) escribió un buen artículo acerca de esto. El Sr. Ham escribe, “La palabra hebrea para día (yom) es usada 2301 veces en el Antiguo Testamento. Aparte de Génesis 1 yom + números ordinales (es usada 410 veces) siempre indica un día ordinario, ej. un período de 24 horas. Las palabras ‘tarde’ y ‘mañana’ juntas (38 veces) siempre indican un día ordinario. Yom + ‘tarde’ y ‘mañana’ juntas (38 veces) siempre indican un día ordinario. Yom + ‘tarde’ o ‘mañana’ (23 veces), siempre indican un día ordinario. Yom + ‘noche’ (52 veces) siempre indica un día ordinario.”

Ahora, veamos el contexto en el cual encontramos que se usa la palabra “yom” en Génesis 1:5–2:2…

Día 1 – “Y llamó Dios a la luz ‘Día’ [yom] , y a las tinieblas llamó ‘Noche.’ Y fue la TARDE y la MAÑANA un día. [yom], ” (Génesis 1:5).
Día 2 – “Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la TARDE y la MAÑANA del DÍA [yom] , SEGUNDO” (Génesis 1:8).
Día 3 – “Y fue la TARDE y la MAÑANA el DÍA [yom] TERCERO.” (Génesis 1:13).
Día 4 – “Y fue la TARDE y la MAÑANA el DÍA [yom] CUARTO.” (Génesis 1:19).
Día 5 – “Y fue la TARDE y la MAÑANA el DÍA [yom] QUINTO.” (Génesis 1:23).
Día 6 – “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la TARDE y la MAÑANA el DÍA [yom] SEXTO.” (Génesis 1:31).
Día 7 – “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el DÍA [yom] SÉPTIMO la obra que hizo, y reposó el DÍA [yom] SÉPTIMO de toda la obra que hizo.” (Génesis 2:1-2).

Al describir cada día como “la tarde y la mañana” es muy claro que el Autor de Génesis, quiso decir períodos de 24 horas. Esta fue la interpretación generalizada hasta los 1800s, cuando ocurrió un cambio en el paradigma dentro de la comunidad científica, y la posición de las capas sedimentarias de la Tierra fue revalorada. Aunque previamente los yacimientos rocosos habían sido señalados como evidencia del diluvio de Noé, ante esto, el diluvio fue desechado por la comunidad científica y los yacimientos rocosos fueron reinterpretados como evidencia de un mundo excesivamente viejo. Algunos cristianos bien intencionados, pero terriblemente equivocados, buscaron reconciliar esta interpretación anti-diluvio y anti-bíblica con la narración de Génesis, interpretando “yom,” como vastos e inespecíficos períodos de tiempo. Esto fue un error.

La verdad es que las evidencias a favor del diluvio de Noé y un mundo joven, sobrepasaron en número a aquellos a favor de un mundo viejo, y es sabido que muchas de las viejas interpretaciones están basadas en conjeturas equivocadas. Desafortunadamente, la comunidad científica está obstinada sobre este asunto y aparentemente se niega a cambiar su parecer, a pesar del peso de las evidencias contrarias a su paradigma actualmente aceptado. Pero no debemos permitir que su necia negativa influencie la manera en que leemos la Biblia. De acuerdo a Éxodo 20:9-11, le tomó a Dios literalmente seis días para crear el mundo, a fin de servir como un modelo para la semana del hombre: trabajar seis días, descansar uno. Ciertamente Dios pudo haber creado todo en un instante si así lo hubiera deseado. Pero aparentemente Él nos tenía en mente, aún antes de crearnos (en el sexto día) y quiso dejarnos un ejemplo para que lo siguiéramos.

© Copyright 2002-2014 Got Questions Ministries.