www.GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Es importante la atracción física cuando se busca un cónyuge?"

Respuesta:
Es indudable que Dios creó a hombres y mujeres para ser atraídos uno al otro. El componente sexual en el matrimonio es importante para la intimidad entre marido y mujer y para la procreación y la supervivencia de la raza humana. Al mismo tiempo, los matrimonios arreglados, incluidos aquellos en los que la pareja incluso no se ve hasta la boda — eran la norma en siglos pasados y todavía se practican hoy en partes del mundo.

Salomón describió la atracción del novio de su amada en los capítulos 4 y 7 de Cantar de los Cantares. Él describe su belleza física y su deseo por ella. Ella corresponde en el capítulo 8, describiendo su pasión por él y su deseo por su abrazo. Cantar de los Cantares es una representación hermosa del amor conyugal en la que la atracción física es un componente.

Esto no es decir que la atracción física es el aspecto más importante a considerar cuando se busca un esposo o esposa. Por un lado, la belleza no debe definirse por el mundo. Lo que el mundo encuentra hermoso cae muy por debajo de la norma de belleza que se describe en las Escrituras. La belleza física se desvanece con el tiempo, pero la verdadera belleza interior brilla de una mujer que ama a Dios (Proverbios 31:30). Pedro anima a las mujeres a desarrollar la belleza interior que viene “del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios" (1 Pedro 3:3-5). La belleza externa es pasajera; la belleza interior es eterna.

También el atractivo de un hombre debe venir de dentro de él. El ejemplo más obvio en las Escrituras es Jesús. "No hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos." (Isaías 53:2). Sin embargo la belleza de Su gloria y excelencia, como el Hijo de Dios encarnado, brilló desde dentro de Él a todos los que lo vieron. Lo opuesto es Lucifer/Satanás quien es descrito como "el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura" (Ezequiel 28:12). A pesar de su belleza exterior, Lucifer era la encarnación del mal y la impiedad.

La belleza exterior es pasajera, pero hombres y mujeres cuyo juicio es deteriorado por el pecado ponen demasiada importancia en ella. La perspectiva de Dios es diferente. "Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón." (1 Samuel 16:7). Un posible esposo o esposa debe ser un cristiano genuino, nacido de nuevo, que está creciendo y madurando en la fe y que es obediente a Cristo. Dos personas con el mismo propósito en la vida — para glorificar a Dios en todo lo que hacen - encontrarán que su atracción física aumenta el uno con el otro cada día y dura para toda la vida.

© Copyright 2002-2014 Got Questions Ministries.