www.GotQuestions.org/Espanol




Pregunta: "¿Qué es la glosolalia?"

Respuesta:
La glosolalia, un fenómeno a veces conocido como “estados de éxtasis,” es la pronunciación inteligible de sonidos parecidos al lenguaje mientras se está en un estado de éxtasis. La glosolalia es confundida a veces con la xenoglosia, que es el “don de lenguas” bíblico. Sin embargo mientras que la glosolalia es el balbuceo de un lenguaje no existente, la xenoglosia es la habilidad para hablar fluidamente un lenguaje que el hablante nunca ha aprendido.

Además, mientras que la xenoglosia no es una habilidad innata o natural, los estudios han demostrado que la glosolalia sí es un comportamiento aprendido. Las investigaciones realizadas por el Centro Médico Luterano demuestran que la glosolalia es fácilmente aprendida mediante sencillas instrucciones. De igual forma se encontró que los estudiantes pueden exhibir el “hablar en lenguas” sin indicación alguna de un comportamiento similar a un trance o estupor. Otra prueba realizada con sesenta estudiantes, demostró que después de haber escuchado por un minuto un ejemplo de glosolalia, el 20 por ciento de ellos pudieron imitarlo con precisión. Después de alguna información, el 70 por ciento lo hicieron con éxito.

En casi cualquier parte del mundo se puede observar la glosolalia. Las religiones paganas alrededor del mundo están obsesionadas con las lenguas. Estas incluyen a los Chamanes en el Sudán, el culto a Shangó en la Costa Oeste de África, el culto a Zor en Etiopía, el culto Vudú en Haití, y los aborígenes de Sud-América y Australia. El balbucear o hablar sandeces que se interpretan como una profunda visión mística de hombres santos, es una práctica antigua.

Básicamente hay dos aspectos de la glosolalia. El primero, es hablar o murmurar sonidos parecidos al lenguaje. Prácticamente cualquiera es capaz de hacerlo; aún los niños, antes de que aprendan a hablar pueden imitar un lenguaje real, aunque ininteligible. No hay nada extraordinario en esto. El otro aspecto de la glosolalia es el éxtasis o la demostración de un júbilo como en estado de trance. Tampoco hay nada inusual en esto, aunque es más difícil de lograrlo intencionalmente que el solo producir sonidos parecidos al lenguaje.

Hay algunos cristianos, especialmente dentro del movimiento Pentecostés, quienes creen que hay una explicación sobrenatural para la glosolalia, similar a la descrita en el Nuevo Testamento. Ellos creen que el principal propósito del don de hablar en lenguas es manifestar que el Espíritu Santo está siendo derramado sobre ellos, al igual que en el día de Pentecostés (Hechos 2), lo cual fue profetizado por Joel (Hechos 2:17).

Entre aquellas iglesias cristianas que propugnan la práctica de la glosolalia en un mayor o menor grado, no existe un acuerdo uniforme en cuanto a su definición. Por ejemplo, algunos insisten en que de hecho es un don del Espíritu Santo, mientras que otros minimizan su importancia, diciendo que Pablo enseñó que el don de “hablar en lenguas” no era tan importante como los otros dones del Espíritu Santo (ver 1 Corintios 13). También hay aquellos que quieren evitar dividir a la iglesia por causa de tales temas, evitando totalmente hablar sobre ello, o minimizarlo hasta una simple experiencia psicológica. Después están aquellos que consideran a la glosolalia como un engaño del mismo Satanás.

Los lenguajes exóticos son escuchados y entendidos a través de todo el mundo, pero existen lenguajes que no son escuchados ni entendidos cuando se hablan como “expresiones de éxtasis” o “lenguas.” Lo que sí oímos es una profusión de extravagancia, confusión y ruido. Sencillamente no podemos declarar, como en la época de la iglesia primitiva, que “cada uno de nosotros los oímos [entiende] hablar en nuestra lengua en la que hemos nacido” (Hechos 2:8 LBLA).

En pocas palabras, la práctica de la glosolalia, no es el don de lenguas bíblico. Pablo explica muy claramente que el propósito del don de hablar en lenguas era una señal para aquellos que no creían y para esparcir las buenas nuevas, el Evangelio de Cristo (1 Corintios 14:19, 22).

© Copyright 2002-2014 Got Questions Ministries.